Home | Unión de Parejas | Amarres | El Tarot y su Significado | Los Colores y sus significados | Numerología | Los Signos del Zodíaco | Endulzamiento | El Poder de Nuestra Mente

EL PODER DE NUESTRA MENTE

 

 

Hoy nos proponemos empezar una nueva vida, vivir nuestra vida, tomando las riendas de nuestro existir, decidiendo lo que queremos para nosotros mismos, y haciéndonos cargo de esa elección.

Es verdad que nos encontramos condicionados por un pasado, por un legado que nos dejaron, por complejos, por situaciones que ni nosotros mismos recordamos y nos ayuda el psicoanálisis a traerlas, y desmenuzando cada instante vivido nos ayuda a superarlo.  El trauma, las patologías.

Pero vamos a ponernos más místicos, dejando la psicología un poco de lado, nos volvemos esotéricos y empezamos a creernos “el poder de la mente”.

El poder de la mente, es conocido por nosotros.  Más no sea inconcientemente, es una idea, latente, pero que tenemos de algún modo oculta, porque para eso fuimos programados.

 Tomemos la imagen de nuestra mente, como una computadora, una máquina, que se programa, para actuar, para desarrollarse.  Y así entonces, que nos desarrollamos en la vida, programados, para ser lo que somos, volviendo a mencionar el legado que nos dejan, como programación,  nuestros padres, nuestra infancia, nuestras propias vivencias pasadas, la sociedad y más.

Acá lo que nos interesa, no es desarrollar el por qué actuamos como venimos actuando, o el por qué de nuestra actual programación.  Sino, REPROGRAMARNOS.

Sería como resetearnos y nosotros mismos programar nuestra mente para conseguir lo que nos proponemos, porque no tenemos obstáculos, no hay impedimentos, solo necesitamos, ser sinceros con nosotros mismos, y acorde a nuestro deseo, en éste caso el motor, programar nuestra mente, para que se ocupe de alcanzar, sin restricciones, lo que anhelamos.

 

El deseo, claro que también nos nace condicionado por otras cuestiones, un deseo manifestado no siempre es nuestro verdadero deseo, pero no es un tema que abordaremos en éste momento.  El deseo, es lo que genera, el programa de nuestra mente, y por eso decimos Querer es Poder, porque cuando uno desea mucho algo, realmente lo desea con fuerza,  llega.  Lo que tenés que pensar es si realmente lo estás deseando con fuerza.  Porque muchos pueden decirme, sí, yo deseo ser millonario y no lo soy, ahora yo te pregunto, ¿realmente lo deseás? ¿Realmente programás tu mente para serlo? ¿Sentís la fuerza y la energía que se desprende de vos cuando deseás ser millonario? No. No lo sentís, porque no lo estás deseando verdaderamente, lo más probable, es que no te interese ser millonario, más que vivir tranquilo, que te alcance para tus cuentas, y ya.  Bien, esa es la real programación que le envías a tu mente, que te alcance lo suficiente y vivir tranquilo, no ser millonario. 

Podemos estudiar puntualmente en cada caso, el por qué de cada deseo.  Por qué algunos tienen deseos tan grandes y ambiciosos, cuando otros se codean con la mediocridad y anhelan poco.  Pero no voy a escribir ahora de lo que mueve a cada deseo, sino que vamos a hablar de cómo llegar entonces, sin importar el análisis del deseo en sí, en concretarlo.

Y eso es lo que nos interesa, concretar nuestras metas, lo que deseamos tener, tenerlo.  Programar nuestra mente, para que nos de eso que estamos queriendo, por eso una vez más repito El Poder de la Mente.

Basta con creernos lo que somos, para serlo.  Porque vas a ser, la persona que vos querés ser, y te van a ver, como vos querés que te vean.

Imaginemos querés ser alguien importante, estar en una reunión y deslumbrar con tus palabras, con tu porte, tu imagen, quizá ser esa persona divertida o esa persona a quien nadie le saca los ojos de encima y quieren oír.

Programate para eso, porque si vos lo crees, lo creerán los demás, así será.

Querés ser una persona exitosa.  Programate para eso, porque así será.

Anhelás tu casa, tu propia casa, deseás ser el propietario de esa casa. Programate, esa casa, va a ser tuya.

Querés tener mucho dinero. Lo vas a tener, programate.

Deseás salud, no sentir esas dolencias ya más. No las sentirás, y vas a estar bien, programate.

Querés esa pareja, buscás a esa persona, tu amor es esa persona. Bien, programate, y enamorarás a esa persona

 

 

CREELO Y ASÍ SERÁ

 

El mecanismo es sencillo, mucho más difícil es la constancia, la concentración, el no perder de vista lo que nos estamos proponiendo.

Vas a empezar a pensar en todas las cosas que querés y vas a querer  tenerlas todas juntas.  Es un error.  Sos un principiante y para desarrollar el poder de la mente necesitás práctica, no te desanimes, porque vas a conseguirlo.

Solo te pido que no quieras hacer todo a la vez y vas  a ver, como de a poco, empezás a mejorar tu vida.

Concentrate en tu deseo, es lo que tenés que hacer, que sea fuerte, que realmente anheles eso, sin miedos, sin culpas.

Y el ejercicio va a consistir en que te veas, a vos mismo, teniendo eso que estás queriendo ahora.

Así, poco a poco, vas a ir programando tu mente con esa imagen, y esa energía moverá las fuerzas universales que tiene que mover, para darte eso.  Porque como dijimos, la mente, es una máquina, y es perfecta.  Alcanza con que trabajes tu deseo, para que se encargue de servírtelo.  Pero tenés que ser constante, serio y CREER realmente en lo que estás haciendo.

 

Tu mente, se va a ocupar de conseguir, lo que vos le digas que consiga.  Programala para eso.

 

REPROGRAMARNOS O PROGRAMAR

 

 

Tenemos en cuenta, que una cosa, es movilizar el poder de la mente para conseguir aquello que es para nosotros, lo que llamamos Reprogramarnos o Autoprogramación como mencionan otros autores,  y por otro lado, podemos con el mismo poder, conseguir que “alguien” haga algo por nosotros, es decir, Programar.

En el primer caso, se encargará  nuestra mente de movilizar todas las energías y sucesos correspondientes para que ocurra lo que queremos. 

En el otro, nuestra mente, emitirá ondas telepáticas que harán hacer a la otra persona, lo que nosotros queremos que haga.

 

Una tarea sencilla, como prueba del funcionamiento de las ondas telepáticas, sería que hagas, que alguien, que hace algún tiempo perdió el contacto contigo, te llame.

Entonces vas a pensar en esa persona, imaginártela pensando en vos, y preguntándose, cómo estarás después de tanto tiempo.  Vas a visualizar ésta escena, una y otra vez, vas a “ver” a la persona buscando tu número y llamándote.  Hazlo con concentración, tómalo como un ejercicio, la persona te llamará.  Hablamos en éste caso de Programar.

Y es por esto, que utilizamos las técnicas de mentalismo en los llamados Amarres.  Ya con práctica y experiencia, es que con éstos ejercicios se “trabaja” a terceras personas.

Enviamos nuestro mensaje al inconciente de esa persona “buscalo” “llamalo” “AMALO” y así, la persona que fue “programada” por otro, responde a esa programación.[1]

 

Enfocándonos en REPROGRAMARNOS,  ponete al día con tu deseo, querés un trabajo mejor, ser más atractivo, tener más amistades, ser más exitoso, tener una gran casa propia, un auto, tener dinero, salud, amor, lo que quieras.  Sos esa persona que vos ahora crees que no podes llegar a ser, reprogramate.  Vas a visualizarte, en esa situación que querés alcanzar, cualquier ejemplo recién mencionado u otro, vos vas a verte mentalmente, como te gustaría estar, como te gustaría ser.  Y vas a quitar, de tu vida cotidiana, todas aquellas menciones como ser “nunca lo seré” “no puedo” “ojalá pudiera” “...El día de mañana quizá” “como me gustaría…” y vas a reemplazarlas por frases como SOY EXITOSO, SOY PODEROSO, PUEDO HACERLO, EMPIEZO A GESTARLO, CONSIGO LO QUE QUIERO, NO TENGO LIMITES.

Si lo que deseás es material, te vas a imaginar ya con ello, dentro de tu casa, tu propia casa, amoblada como la querés, gozando de tenerla y saberte el dueño.  O conduciendo el auto que querés comprarte.  Tenés que verte con tus metas alcanzadas, pero no seas perezoso, y tomalo como un ejercicio, pronto, con tu poder y constancia, vas a alcanzarlo, porque tu mente se encargará de movilizar las energías universales necesarias para que lo consigas.  Porque le estás dando una orden, y así será.

 

Creeme, creelo, ponelo a prueba y verás cómo tu vida cambia.

 

 

EL RITUAL

 

Hasta aquí entonces, hemos visto que podemos reprogramarnos, utilizando el poder de nuestra mente, para conseguir lo que realmente deseamos, sin restricciones.  Somos los dueños de nuestra propia vida.

Ahora bien, no podemos caer en la simplicidad de creer que alcanza con estar en nuestro hogar, apagar el televisor una vez finalizó nuestro programa favorito y empezar a decir, Soy como quiero ser, o Tengo determinada cosa.

Porque nos volvemos místicos, como dije al principio, y toda esto no nos ayudaría si no lo hiciéramos como un ritual, donde previamente, la calma y la tranquilidad, nos invada y estemos despojados de lo mundano.

Lo primero que haremos es acondicionar el ambiente donde desarrollaremos nuestra técnica.  Vamos a desenchufar cualquier artefacto eléctrico que tengamos, desconectar el teléfono para que no suene en nuestro momento de relajación.

Ahora, te darás un baño de descarga  y ya una vez con nuestra ropa cómoda, y descalzos procedemos con defumar el ambiente (léase el artículo baños de descarga y  defumación de ambientes).

La luz del espacio donde realizarás el ejercicio será de 3 velas cuyo color dependerá del pedido que quieras programar (léase el articulo de los colores y sus significados).  Trata de colocar las velas de manera que alumbre  uniforme el ambiente y no un solo lugar.

 Una vez realizado éste ritual de iniciación al trabajo, vas a empezar con el ejercicio.

 

METODO DE RELAJACIÓN

 

 

Vas a acostarte, sobre una superficie lisa, una cama bien tendida, sin almohada bajo tu cabeza-  tus brazos al costado del cuerpo, tus manos con las palmas hacia arriba, así permitirás el flujo de energías.

Cerrás los ojos y concentras tu mente en tu respiración, vas a respirar profundamente 3 veces, y luego irás disminuyendo tu respiración hasta que sea suave, natural y calma. En lo único que piensas en éste momento, es en tu respiración.

Ahora que la has controlado, y es muy importante que realmente hayas fijado la mente en tu respiración y sea calma, vas a visualizar mentalmente una vela encendida, está lejos, se va acercando, muy lentamente, solo fijas tu visión en la luz de su llama, y se acerca, lentamente, hasta que ya todo el espacio se inundó con la luz de su llama, y no ves otra cosa que no sea toda esa luz, todo ese destello.

En éste momento, esa luz ya te invadió.  Vas a ver, y sentir, como lazos dorados, estamos aquí hablando de la energía que te comunica a vos con  lo exterior, salen de tus manos, estás emanando toda esa energía, y todo ese flujo te comunica con el universo entero.

Es ahora cuando empiezas a repetir mentalmente tu pedido y visualizarte como quieres verte, con tu deseo exacto, empiezas a ver, como en una película, lo que quieres para vos.  Como querés que te vean los demás, exitoso, o dentro de esa casa que anhelas, o con esa persona que quieres, o dentro del auto de tus sueños.

Reproduciendo ésta imagen, con todos tus sentidos concentrados en ello, es que estás reprogramando tu mente y tendrás lo que quieras tener, serás quien quieres ser.

 

ERES QUIEN QUIERES SER EN ESTE MOMENTO


 

[1] Cabe aclarar que no solo ésta técnica nos garantiza un Amarre efectivo y rápido. Quienes nos ocupamos de esto, tenemos un conocimiento que nos fue legado y no podría hacerlo cognitivo en ésta ocasión.

 

Texto: Valeria Ferrari

 

esoterismo / internacional / solylunadel2006@hotmail.com